Conmoción en Corrientes: estaban velando a una mujer y descubrieron que seguía viva

Personas en la casa velatoria se dieron cuenta del grave error y trasladaron de urgencia a la mujer de 91 años a una clínica de la ciudad de Corrientes. El hecho ocurrió en la jornada del domingo en una funeraria ubicada sobre calle La Rioja. Horas después murió, según contó su sobrina.

De acuerdo a la información a la que accedió la redacción de Radio Sudamericana en la jornada del domingo una mujer que se encontraba internada en la clínica Sagrado Corazón de la ciudad de Corrientes, fue declarada muerta, a las 5:30 un médico del lugar habría extendido el correspondiente certificado de defunción.
Ante la trágica noticia la paciente, una mujer de 91 años fue traslada a la funeraria De Bonis situada sobre calle La Rioja, allí pudieron observar que la señora presentaba signos vitales por lo que fue traslada de urgencia nuevamente a la clínica Sagrado Corazón.
Al llegar al centro de salud la derivaron al área de Terapia Intensiva, porque presentaba latidos en su corazón, pero la saturación era muy baja.
 

Falleció durante la tarde
María del Carmen Meza de Pavón, conocida en la familia de la mujer como “Marilú”, contó algunos detalles de lo sucedido este domingo con la mujer de 91 años dada por muerta y que seguía con signos vitales. Recordó que su tía “era una mujer muy sana, entrada en edad, pero activa para la edad que tenía”.
Explicó que este domingo, alrededor de las 6 de la mañana, personal de la Clínica avisó a la familia que la mujer había fallecido. En ese momento, se activaron los protocolos para la despedida de la familia y se trasladó el cuerpo de la mujer a la funeraria De Bonis para comenzar con los preparativos.
“Marilú” relató que “cuando la estaban preparando se dieron cuenta de que la mujer tenía signos vitales", por lo que fue trasladada nuevamente a la clínica Sagrado Corazón. La mujer fue reconectada a la respiración asistida nuevamente y se la mantuvo en ese lugar hasta que, en horas de la tarde, finalmente falleció. Un médico forense confirmó el deceso.
“No tenemos quejas del sanatorio”, expresó la mujer, sobrina de la fallecida y también personal médico. Agregó que su prima tampoco quiso realizar una denuncia por el hecho porque “ella solamente quería que la madre esté bien”.