Hallan un "aguantadero" narco al investigar estafa millonaria

PRÓXIMO A LA UNIDAD PENAL NÚMERO 1 DE CORRIENTES La Dirección de Investigación Criminal encontró 1.200 kilos de marihuana en una casa pequeña. Junto a la Dirección de Delitos Complejos, buscaban a maleantes que compraron productos en millones de pesos con cheques falsos.

ES UN IMPORTANTE GOLPE AL CRIMEN ORGANIZADO.

La pesquisa relacionada a una mega estafa en contra de varios comercios de Corrientes llevó ayer a la Policía a descubrir un "aguantadero" narco, en el que había alrededor de una tonelada de marihuana acopiada.
Se trata de una casa modesta al estilo chacra, ubicada al costado de un camino de tierra, entre el capitalino barrio Laguna Brava y la Unidad Penal N°1.
Un allanamiento dirigido a la búsqueda de un grupo de timadores arrojó el resultado que los detectives no tenían en sus planes: llegar al cargamento de estupefaciente guardado en bultos de gran tamaño.

Pasado el mediodía, efectivos de la Dirección de Investigación Criminal (DIC) llegaron con una orden judicial a la propiedad que en ese momento estaba sin moradores, aunque luego detuvieron a un presunto "cuidador".
En el procedimiento de requisa se toparon con 29 envoltorios grandes, conteniendo picadura de Cannabis Sativa, apilados en el interior de la vivienda de material de modesta dimensión: aproximadamente de 4 por 4 metros.
 

En relación a la estafa, los detectives de la DIC, junto a sus pares de la Dirección de Investigación de Delitos Complejos (DIDC), secuestraron 5 colchones y dos sommiers.
Esa mercadería sería parte de lo adquirido con numerosos cheques robados y rellenados de datos apócrifos.
Las denuncias asentadas hace algunas semanas ante la DIDC motorizó un enorme trabajo investigativo al cual se sumaron detectives de la DIC.
En este sentido, en las últimas horas los miembros de Investigación Criminal supieron sobre el llamativo traslado de numerosos colchones a la propiedad levantada en una área suburbana.
Tras constatar cuál era la propiedad en la que había objetos sospechosos, obtuvieron el permiso para su allanamiento.


La vivienda provista de una heladera, una cama y algunos muebles está situada a unos 40 metros del camino, rodeada de árboles y aproximadamente a 500 metros del predio carcelario. Su dueño aún no está identificado.
Los efectivos divisaron algunos animales de granja, monturas y elementos típicos de uso en cabalgatas. En este sentido, trascendió que en la finca había "dos caballos de carrera".
Ante el hallazgo de la gran cantidad de marihuana intervino la Dirección General de Drogas Peligrosas y Crimen Organizado. Sus efectivos realizaron el test, más el pesaje de la sustancia contenida en poco más de 1.000 paquetes tipo "ladrillos".
La causa prosigue. Ahora con mucha más intensidad porque, además de intentar esclarecer la estafa estimada en decenas de millones de pesos, cometida en perjuicio de tres empresas, la Policía deberá rastrear los pasos de maleantes claramente vinculados al mundillo del narcotráfico.