La legionella se expande en Tucumán: hay 8 nuevos casos

El sábado pasado se confirmó cuál es la bacteria que está causando muertes en Tucumán, pero aún no pueden detener los casos. El domingo se informó el sexto fallecido.

Los casos sucedieron en la clínica Luz Médica en San Miguel de Tucumán.

El brote de Legionella, en el sanatorio Luz Médica de San Miguel de Tucumán, hizo que al menos seis personas perdieran la vida. Aunque se sabe cuál es la bacteria, las autoridades provinciales confirmaron este lunes 8 nuevos casos de neumonía bilateral en la provincia.
En el día de ayer, Luis Medina Ruiz, el ministro de Salud de Tucumán, confirmó el sexto muerto, un hombre de 81 años, a causa del brote.
De los 8 nuevos casos, casi todos están en internados. Dos de ellos se encuentran en estado crítico y tres están realizando un aislamiento en sus domicilios.
Hasta el momento las autoridades sanitarias no establecieron las causas del brote. La infectóloga Bárbara Broese explicó que la legionella es una enfermedad que tiene del 10 al 20 por ciento de mortalidad, pero que el porcentaje sube casi al 80 en casos de pacientes con factores de riesgo.
 

Vizzotti confirmó el nombre de la bacteria
En la tarde del sábado la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, confirmó que la enfermedad que se cobró la vida de cinco personas se trata de legionella.
La bacteria suele encontrarse en agua dulce, lagos y arroyos, aunque también aparece en los sistemas de agua de los edificios. Se puede propagar a través de los lavamanos, bañeras de hidromasaje, tanques de agua caliente y calentadores de agua. Además, en depósitos de los limpiaparabrisas de los autos, sistemas de tuberías complejos y en las torres de enfriamiento.

Cuáles son los síntomas de la legionella
La OMS (Organización Mundial de la Salud) formuló una distinción entre dos tipos de enfermedades causadas por la bacteria de legionelosis: neumónicas como las no neumónicas.
La forma no neumónica (fiebre de Pontiac) es una enfermedad aguda de resolución espontánea que se manifiesta con síntomas similares a los de la gripe y remite en general, a los 2 o 5 días de contraerla. Los síntomas principales son fiebre, escalofríos, cefalea, malestar general y dolor muscular (mialgia). “No se conocen casos de muerte asociados a este tipo de infección”, especifica la publicación.
En tanto, la enfermedad del legionario, en su formato neumónica, cuenta con un periodo de incubación de 2 a 10 días, aunque en algunos brotes se registraron hasta 16 días después.
Los síntomas iniciales son fiebre, pérdida de apetito, cefalea, malestar general y letargo. “Algunos pacientes también refieren dolor muscular, diarrea y confusión”, continúa.
La forma más frecuente de transmisión de la bacteria de la Legionelosis es por la inhalación de aerosoles contaminados. “Las fuentes de aerosoles que se relacionaron con la transmisión de legionella incluyen torres de enfriamiento para aire acondicionado, sistemas de agua fría y caliente, humidificadores e instalaciones de hidromasaje”, recalcó la OMS.