Supuesta mala praxis: una madre correntina quiere saber qué pasó con su bebé

CORRIENTES
Ya serán cuatro meses desde que Perla perdió a su bebé luego de que en un hospital de Corrientes no la quisieran atender a pesar de llegar con contracciones.  La mujer reclama respuesta. La Justicia, por el momento, ni siquiera llamó a declarar a los médicos denunciados.  

Este jueves se va estar cumpliendo cuatro meses del día en que Perla Amarilla –una joven de 25 años de bajos recursos- se dirigió al hospital de Mocoretá con fuertes contracciones y cursando su octavo mes de embarazo. Ese día, ella se fue con la esperanza de dar a luz a su segundo hijo, pero los médicos le negaron la atención y sin revisarla le recetaron ibuprofeno, cefalexina y un inyectable. La mujer fue derivada a Paso de los Libres, en donde lamentablemente su bebé ya estaba en el canal de parto pero sin vida.
Por el caso hay dos médicos que fueron denunciados, aunque ninguno de ellos aún no ha sido llamado ni siquiera a declarar ante la fiscalía que lleva adelante la causa. Tampoco se conoce el resultado de la autopsia ni de la placenta del bebé, a pesar de que este último estaba previsto que se diera a conocer para el 7 de mayo.
"Desde el 13 de abril, cuando hice la denuncia, voy una vez por semana a fiscalía pero nunca me dieron alguna novedad. Siempre me dicen que en 10 días lo van a estar notificando para que vayan a declarar pero no pasa nada", contó de manera indignada Perla a diarioepoca.com sobre la falta de respuesta que viene teniendo por parte de la Justicia.  Luego, adelantó que a partir de este jueves van a contar con un abogado querellante.
A su vez, la joven expresó su impotencia porque uno de los médicos involucrados sigue ejerciendo su función en el hospital de Colonia Libertad. "Me genera indignación y dolor verlo ahí. También preocupación por otras madres que puedan tener una misma situación a la mía", manifestó Amarilla.
Luego, recordó que cuando la derivaron al hospital de Paso de la Patria, funcionarios municipales de Mocoretá le pidieron 20 mil pesos para trasladarla. "Esa gente sigue trabajando y los sigo cruzando todos los días por el pueblo. Es como que si nada pasó", dijo la damnificada, quien agregó que actualmente está siendo asistida por una psicóloga del programa nacional Acompañar. 
El caso había generado tanta repercusión en su momento que inclusive el gobernador Gustavo Valdés recibió a Perla y su familia, y el mandatario se comprometió para que se esclarezca el hecho. Sin embargo, la mujer dice que "hasta el día de hoy no ha pasado nada", y denuncia que "todo está siendo tapado". 
"Vamos a ver si con un abogado avanza un poco más", se esperanza esta joven correntina que desde hace cuatro meses espera una respuesta para saber qué pasó con su beba Kiara, a quien su hermanito de ocho años lo esperaba con ansias para tenerlo entre sus brazos pero que ahora deben visitarla en el cementerio.
Se imaginan que este caso se repitiera pero que la víctima sea una mujer de la elite correntina o de altos recursos. ¿Será que en esa situación, pasarían también más de cuatro meses y la Justicia ni siquiera cite a declarar a ningún implicado?