105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Corrientes Capital: Más de diez familias continúan afectadas por las inundaciones en el barrio Ongay

Volvió a llover en la Capital el martes por la noche y una vez más el agua ingresó a viviendas en el barrio Ongay. Los vecinos de la zona reconocen que hace más de 40 años que viven allí y nunca se habían inundado como ocurre en esta ocasión.
 

Según explican, el agua acumulada por las lluvias nunca ingresó a las viviendas, llegaba de vereda a vereda, pero por la falta de desagües el agua no corre y esto perjudica directamente a más de diez familias. Eucebio González, de 78 años, junto a su hija Noemí, de 49, mostraron cómo viven en la calle Berazategui 3555 y remarcaron que nunca habían padecido por esta situación.
 
Según resaltaron, viven en el barrio hace 40 años y nunca se inundaron las viviendas como ocurrió ahora. En cuanto a la asistencia dijeron que nadie se acercó para al menos preguntar si necesitan algo. “Queremos que nos den soluciones, que coloquen desagües y que las obras estén bien realizadas porque hace menos de un año hicieron obras en todo el barrio y esto en vez de mejorarlo nos perjudicó seriamente”, resaltó Noemí González.
 
Mencionaron que cada vez que llueve se preparan y temen que la situación empeore y que el agua dentro de las viviendas les llegue hasta las rodillas, tal como ocurrió el martes pasado cuando comenzó el temporal. Los vecinos de la zona piden asistencia inmediata y que se proyecten obras en el barrio para que el agua no quede estancada.
 
Por otra parte, Nicolás Sosa, de 21 años, vive en Berazategui 3475 junto a su madre, padre, hermanos y sobrinos, en total son 13 personas, y aseguró que cuando las calles no estaban enripiadas y había zanjones el agua corría rápidamente y las casas no se inundaban. Incluso mencionó que los vecinos pidieron tierra a la Municipalidad para rellenar las entradas de las viviendas para evitar que el agua ingrese en ellas. Pedido que aún espera por una respuesta concreta.
Mientras tanto, el vecino Mártires González ayuda a los habitantes de la zona con una bomba que le prestaron y contó que tuvo que gastar $700 en combustible para utilizarla en toda la cuadra. “Ningún funcionario se acercó por aquí, no nos asisten en nada, no vinieron al barrio ni siquiera con bombas para al menos sacar el agua que ingresó a las viviendas, que nos llega arriba de los tobillos y nadie se acerca ofreciendo ayuda”, dijo.