97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Murieron por coronavirus los mediáticos mellizos franceses Igor y Grichka Bogdanoff.

A lo largo de su carrera habían sido acusados de plagio y de fraude
Los conocidos presentadores de programas televisivos y hermanos gemelos, Igor y Grichka Bogdanoff, murieron a los 72 años, con menos de una semana de diferencia, a causa de la covid, según sus allegados.

Los Bogdanoff tuvieron un juicio por plagio e iban a afrontar otro por estafa.

Igor murió el lunes, seis días después que su hermano Grichka, informó un abogado de la familia, quien no quiso precisar las causas del deceso de ambos hermanos.
Los Bogdanoff, quienes primero fueron divulgadores de temas de ciencia y de ciencia ficción en los años 80, luego se inclinaron hacia diferentes y controvertidas teorías sobre extraterrestres.
la muerte de los mellizos se produjo después de más de cuarenta años de vida pública, durante los cuales el dúo fascinó a una parte de la audiencia, primero por la forma en que incorporaron a la pantalla chica temas de la cultura pop anglosajona, mezclando ciencia y ficción, futurología y extraterrestres, con un estilo muy particular, y luego por su transformación física, aunque siempre negaron haberse sometido a cirugías estéticas. 
Grichka murió el 28 de diciembre, tras varias días en coma. Aunque la familia no informó de las causas, círculos de allegados explicaron que no estaba vacunado contra el covid-19.
Tras la muerte de Igor, el lunes pasado, el abogado de ambos hermanos, Edouard de Lamaze, confirmó a la emisora RTL que habían muerto por coronavirus, aunque se negó a confirmar si estaban vacunados o no. 
Luc Ferry, sin embargo, profesor de Filosofía y exministro de Educación, amigo de ambos hermanos, aseguró al diario Le Parisien que ninguno de los gemelos estaba vacunado, ya que confiaban en su fortaleza física para enfrentar el virus.
Igor Bogdanoff era padre de seis hijos, y estaba hospitalizado desde mediados de diciembre, al igual que su hermano.
Su padre fue un pintor ruso, y fueron criados por su abuela, la condesa Kolowratz-Karkowska, en el Castillo Saint-Lary, refugio de judíos en la Francia de la Segunda Guerra. 

En la década del 80 condujeron el programa de TV Temps X, en el que expusieron diferentes teorías refutadas por la comunidad científica.
Inclusive publicaron un libro, Dios y la ciencia, por el cual fueron acusados de plagio. En 2015 perdieron una querella contra el Centro Nacional para la Investigación Científica y fueron condenados a una multa de 2 mil euros. 
A finales de enero debían afrontar un juicio por fraude, acusados de estafar a una persona con trastorno bipolar para sacarle un millón de euros.
Al parecer, su propósito era el relanzamiento de su programa de TV, pero su eventual "financista" quedó en la ruina y se suicidó en 2018.





(Jc)