97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

La historia del crimen de “Marito” Salto, el nene de 11 años abusado y descuartizado en un rito a San La Muerte.

Ocurrió en 2016 en Quimilí, Santiago del Estero. Todo el pueblo estuvo sospechado: se tomaron 3400 muestras genéticas como parte de la investigación. Por el caso, nueve personas serán juzgadas a partir de este jueves.
 

Uno de los operativos de la Policía para dar con los autores del atroz crimen.

Mario Agustín Salto, o “Marito”, como lo llamaban todos en Quimilí, tomó una caña, salió de su casa en bicicleta y, como muchas otras tardes, fue a pescar a una laguna conocida como “La Represa”. Era el 31 de mayo de 2016 y tenía 11 años. Su cuerpo apareció el 2 de junio, desmembrado, en 11 bolsas de basura y a seis kilómetros del lugar donde lo raptaron. Desde este jueves, en Santiago del Estero, nueve personas serán juzgadas por su violación y posterior crimen.
Durante mucho tiempo, la causa estuvo cubierta por un enorme manto de misterio. No solo por la saña con la que se asesinó a un nene, sino porque todo el pueblo estuvo sospechado: la Justicia ordenó tomar más de 3400 muestras genéticas a sus habitantes y a los de las localidades aledañas Weisburg y Otumpa.
El objetivo era comparar las muestras con los rastros que se habían encontrado. Sin embargo, no hubo resultados que llevaran a los presuntos autores.
“Marito” Salto: el culto a San La Muerte y los detalles de un crimen atroz
Una mañana de noviembre de 2017, un perro de la Unidad K9 de la Policía de San Luis y Río Negro marcó un cajón de la habitación matrimonial de Miguel “El Brujo” Jiménez (58 años) y la docente Arminda Díaz (57). Adentro había papeles con frases como “Ya tengo su virilidad, su juventud, su fortaleza. Dame lo que pido”; y “Dame tu fuerza, 666″.
También había recortes de las páginas policiales del caso y en la parte trasera de la vivienda encontraron algo parecido a un altar. La hipótesis que llega a juicio sostiene que Marito “fue sacrificado en un ritual satánico en ofrecimiento a San La Muerte”, según determinó la jueza Rosa Falco, a cargo entonces del expediente. Durante los operativos hubo otros nueve detenidos.

En esos días, los forenses de la Corte Suprema de Justicia de la Nación concluyeron que Marito Salto fue violado y, tras ser colgado con un alambre, fue descuartizado con vida. Antes había sufrido una asfixia incompleta por estrangulación.
Primero le cortaron las piernas y luego lo decapitaron. Los brazos estaban adheridos al torso cuando el cadáver fue encontrado en un basural. La autopsia determinó que la muerte ocurrió por “exaguinación, hemorragia fatal producida por la sección de vasos arteriales y venosos”.
En junio pasado, Arminda Díaz habló por primera vez luego de pasar tres años detenida por el caso y ser liberada luego por falta de mérito. Reconoció que ella y su marido creían en San La Muerte, aunque se despegó del aberrante crimen y afirmó que su marido era inocente.
Jiménez (también apodado “El Terrible”) está acusado de ser autor intelectual de los delitos de “homicidio triplemente calificado por alevosía, ensañamiento y el concurso premeditado de dos o más personas, privación ilegítima de la libertad y abuso sexual con acceso carnal en concurso real de delitos”.
 

Quiénes son los acusados de violar y matar a “Marito” Salto
Rodolfo Adrián Sequeira, “Rody (59 años); Ramón Eduardo Rodríguez (apodado “Burra”); y Daniel Tomás Sosa (23) están acusados de haber sido partícipes necesarios de los mismos delitos. El primero es señalado como el presunto captor de Marito y el segundo habría sido su cómplice. Los detectives encontraron el cadáver de un perro colgado en un árbol en el terreno donde Rodríguez levantó su casa.
Los cuatro permanecen detenidos, a diferencia de lo que sucede con los restantes sospechosos: Daniel Gastón y Ramón Enrique Ocaranza; María Eugenia Montes; Gustavo Daniel Hernández y Pablo Roberto Ramírez, quienes serán enjuiciados por “encubrimiento agravado” y se encuentran en libertad.
El juicio estará a cargo del tribunal presidido por el juez Alfredo Pérez Gallardo y conformado también por Luis Domínguez y Daniela Campos Nittinger. Iba a comenzar el miércoles, pero se postergó debido a que en las últimas horas un nuevo abogado asumió la defensa de Jiménez y Pérez Gallardo decidió concederle 24 horas más para preparar la defensa. Para quienes sean declarados culpables, la única condena posible es la prisión perpetua.
El debate judicial se realizará en el Salón de Usos Múltiples del Palacio de Tribunales de la capital de Santiago del Estero. Y se extenderá hasta el 22 de diciembre, cuando se pasará a un cuarto intermedio hasta el 8 de febrero próximo.

Quién es San La Muerte
También conocido como Señor de la Buena Muerte, San Esqueleto, Ayucaba, Señor que Todo Lo Puede, San Severo de la Muerte o El Santito, se trata de un culto pagano y su figura es venerada, sobre todo, en el noreste argentino.
A San La Muerte se lo invoca igual que a otro santo. Según cuentan los fieles, se recurre a él para interceder ante Dios en medio de la adversidad para que les brinde la gracia que necesita en ese momento. La diferencia es que a San La Muerte se le puede pedir que realice algún daño.
Su imagen es la de un tenebroso esqueleto, vestido con una capa que puede ser de varios colores y sus atributos tienen significados particulares. Por ejemplo su guadaña, ubicada en su mano derecha como señal de igualdad ante Dios, simboliza que a todo ser viviente le llegará su hora de partir ante él.





(Jc)