97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Alumnos armaron un dispositivo para mejorar la calidad auditiva.

PRESENTACIÓN OFICIAL
Estudiantes de la Escuela Técnica Manso instalaron un aro magnético para la catedral. Es para que adultos mayores con audífonos no tengan interferencias al escuchar la misa. 

Alumnos del 7º año de la Escuela Técnica Juana Manso reacondicionaron un aro magnético para la iglesia catedral, que cuenta con un innovador dispositivo de última generación cuyo fin es  mejorar la calidad auditiva de las personas que tengan audífonos. Eligieron este edificio antiguo porque su estructura hace que existan interferencias que afectan la audición de adultos mayores. 
La iniciativa tiene como objetivo brindar un aporte social y que escuelas puedan adquirir para lograr una educación más inclusiva. Habrá un acto mañana, a las 18, en el que los protagonistas presentarán el dispositivo. Las actividades fueron coordinadas por el referente del programa Construir Inclusión, dependiente de la Dirección de Educación Técnico-Profesional del Ministerio de Educación y el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET). 
"Los estudiantes dan una solución para una 
problemática social" 
MARIO MARTÍNEZ
DOCENTE DE LA ESCUELA MANSO
El profesor a cargo, Mario Martínez, explicó a República de Corrientes que el aro magnético es un dispositivo que permite amplificar el sonido. Está destinado a personas con problemas de audición, las que deben colocar su audífono en la posición T. Así se anulan las interferencias del ruido ambiente y pueden escuchar con claridad los sonidos emitidos por el micrófono. 
"Elimina las interferencias. En este caso, el dispositivo se hizo con profesores y alumnos de la Escuela Manso. Comenzamos hace un tiempo atrás pero se fueron haciendo adaptaciones. Es para que usen las personas con audífonos analógicos. La idea es no solo solucionar el sonido, también que el lugar se convierta en un aula inclusiva", explicó Martínez a este diario. 
Además, sostuvo que "con esto apuntamos a una educación inclusiva" y agregó que hay escuelas en el interior provincial que ya cuentan con este dispositivo.
Uno de los profesores que participó del proyecto trabaja en la iglesia catedral y comentó que
"hay adultos mayores que tienen que poner muy alto el volumen para escuchar la misa. En la catedral hay mucho eco y todos los sonidos del ambiente perjudican. También se les hace difícil leer los labios desde lejos". 
Habló con sacerdotes y dijeron no tener inconvenientes de formar parte de este programa nacional. Les pareció importante colaborar con "una institución emblemática" y que el dispositivo tenga una función social. 
"La prueba ya la hicimos varias veces. El dispositivo se fue actualizando y se tuvieron que cambiar placas, potenciómetro, capacitores, readaptando para que funcione a una frecuencia determinada. Se hizo capacitación con docentes y se trajo a especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial. Hicimos una jornada de capacitación muy buena y realizamos 5 aros magnéticos. Son estudiantes de una escuela técnica quienes ponen una solución a una problemática social. De esta manera, abrimos una ventana a la educación inclusiva", expresó. 
Para este dispositivo necesitan cables, en este caso, de unos seis metros, que ayer a la tarde lo colocaron del lado donde se ubica el coro. En ese sector se construyó un aro para que las personas con audífonos puedan percibir lo que dice el sacerdote como si fuera una FM. El dispositivo tiene conexión con el micrófono que usa quien dirige la misa.
"Los docentes se capacitaron para construir el aro magnético. Tiene una estructura que pertenece al INET (Instituto Nacional de Educación Tecnológica). Trabajó en esto el profesor Miguel Curi y Mario Adolfo Esquivel. Hicimos también en otra oportunidad una silla postural, que se donó. Realizamos varias cosas adaptadas a las necesidades de personas con discapacidad", indicó. 
Hay dispositivos que mejoran la escucha de quienes tienen audífonos en escuelas del interior como una en Goya, Ituzaingó y en Virasoro. Estas fueron hechas solo por docentes. 
Mañana se presentará el dispositivo construido por estudiantes en un lugar emblemático e histórico en la capital. 
En cuanto a los costos, precisó que van de $27.000 y $ 30.000. Un audífono vale hoy alrededor de $ 170.000. Este dispositivo no está adaptado para quienes tienen implante coclear.
Fonoaudiólogos explicaron a Martínez que "no existe aro magnético para digitales". 






(Jc)