97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

"Para que deje de jugar, tuvieron que matarlo", lamentó entre lágrimas un amigo de Lucas González.

Llorando, uno de los chicos dijo que a su amigo no se "lo devuelve nadie" y prometió cumplir su sueño de seguir jugando al fútbol.
 

Familiares y amigos de Lucas González piden justicia este lunes durante una marcha frente a Tribunales, donde el adolescente que manejaba el auto en el que fue asesinado su amigo por la Policía de la Ciudad se quebró en llanto al dirigirse a los presentes y al recordarlo.
El joven lamentó que a Lucas no se "lo devuelve nadie", y afirmó que los tenían que protegerlo le "sacaron el sueño" a su amigo.
"Gracias a todos lo que vinieron. Mi amigo era bueno, era humilde, que se despertaba temprano todos los días. A mí no me lo devuelve nadie, Los que no tenía que proteger le sacaron el sueño a mi amigo, que quería jugar en primera como todos nosotros", dijo el chico durante en el acto desarrollado frente a los Tribunales.
Del mismo modo, el joven expresó: “Yo me voy a encargar de cumplir el propósito que tenía Lucas. A mi amigo, para que deje de jugar lo tuvieron que matar”.




(Jc)