97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Gimnasia fue el Rey en el Gasómetro y superó a San Lorenzo.

Con su arquero como figura para sostener el resultado, Gimnasia le ganó a San Lorenzo 1-0 de visitante por el gol de Eric Ramírez y sueña con la Sudamericana.

Gimnasia abraza su ilusión sudamericana.

San Lorenzo tuvo una nueva noche para el olvido. No hizo valer la localía, desperdició las pocas chances que generó para ponerse en partido y terminó como pudo en el desenlace por la expulsión de Ezequiel Cerutti en el segundo tiempo. Tampoco supo vencer la valla del arquero Rodrigo Rey y Gimnasia se quedó con un triunfazo en el Pedro Bidegaín para quedar a tres puntos de la zona de clasificación a la Copa Sudamericana.
El Ciclón había iniciado el encuentro tomando el dominio del balón y asumiendo la responsabilidad de ser protagonista. Pero un descuido en una pelota parada le costó un golpe que lo dejó nocaut. A los doce minutos, el juvenil del Lobo, Eric Ramírez, apareció sin marcas por el centro del área y cabeceó al palo más lejano de Torrico con un gran gesto técnico tras un tiro de esquina que provino desde la derecha.
Hay que destacar que después de caer a la lona el equipo azulgrana se puso de pie, reaccionó y tuvo jugadas como para equilibrar el resultado. Sin embargo, se chocó con el muro de Rodrigo Rey en el arco y no pudo quebrar el sublime momento que atraviesa el arquero.
El primero que acarició el empate fue Uvita Fernández. Pisando el cuarto de hora, el ex delantero de Defensa y Justicia recibió en buena posición un envío de Marcelo Herrera desde el borde derecho, la paró de pecho y desenfundó una volea que el golero tripero sacó a puro reflejo.
Cinco minutos después, Franco Di Santo metió un frentazo merodeando el punto penal y Rey volvió a decir presente neutralizando con templanza el misil que había ejecutado el experimentado delantero del Ciclón. así, comenzó a agigantarse como una pieza clave para que Gimnasia se guarde el marcador en el bolsillo.
Para el segundo tiempo, el conjunto de Boedo tenía la obligación de salir a buscar los tres puntos. Intentó, con pocas ideas, avanzar a campo rival, con Néstor Ortigoza como hilo conductor y Uvita y Di Santo alarmantes en zona definitiva. Pero cuando parecía que se acercaba a la paridad, Ezequiel Cerutti se fue expulsado por doble amonestación tras darle un manotazo en la cara a Brahian Alemán y al local se le hizo todo cuesta arriba.
No se rindió el Ciclón y siguió buscando. Otra vez quedó con el grito atragantado a los 30 del complemento, cuando Leonardo Morales sacó en la línea un sutil toque de Yeison Gordillo, que llegó a empujarla con lo justo debajo del arco. Y como si fuera poco, en tiempo de descuento, una nueva atajada de Rey luego de un cabezazo de Cristian Zapata.
No ligó San Lorenzo aunque hizo fuerza para quedarse con al menos un punto. Así, se quedó con el sabor amargo de perder su segundo partido consecutivo y el triunfo ante Godoy Cruz, hace dos fechas, quedó en el olvido. Justamente fue esa la única alegría de los de Boedo en los últimos seis juegos. Números que pinchan el sueño sudamericano del pueblo azulgrana.





(Jc)