97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Denunciaron abusos y temen por sus vidas.

MARCHARÁN EN PEDIDO DE JUSTICIA
En 2017, una pareja fue detenida sospechada de abusos sexuales cometidos a adolescentes. Hoy están libres y vivirían cerca de las denunciantes.

FOLLETO EN RECLAMO DE JUSTICIA.

Desde la Red de Infancia Robada, informaron a diario época que el próximo jueves a las 8 se concentrarán en plaza Cabral de la capital provincial para marchar en pedido de justicia. El caso se trata de dos hermanas que denunciaron abusos cometidos cuando convivían con su madre y su padrastro. Estuvieron detenidos tres años y ahora manifestaron que volverán a la localidad de San Miguel, donde se domicilian las denunciantes.
El caso de abuso sexual conmocionó a la ciudadanía correntina cuando el 26 de agosto de 2017 la Justicia ordenó una investigación a una mujer y su pareja por abuso sexual y el caso se hizo público. Todo habría iniciado cuatro años antes en una vivienda de la ciudad Capital.
Tal como se informó en este matutino en la oportunidad, tras conocer la denuncia, ambos se fugaron.
En un operativo conjunto entre las policías de Corrientes y Chaco fue detenido, en la ciudad de Resistencia, un hombre que habría violado a sus hijastras con la presunta anuencia de la madre de ellas, su actual pareja.
El supuesto abusador sexual, A. V., hoy tiene 65 años y en aquellos tiempos se desempeñaba como mecánico de automóviles. De acuerdo a la denuncia en su contra, habría iniciado los delitos en 2012 cuando el matrimonio y las presuntas víctimas, hoy de 19 y 22 años, residían en una vivienda de esta ciudad. La mayor de las hermanas decidió romper el silencio ante una tía. Quebrada y avergonzada dijo sentirse culpable de que su hermana menor haya padecido una agresión sexual como las que ella sufrió desde sus 14 años.
 

Movilización
"L. G. I. y A. V. abusaron de sus hijos durante diez años. Todo se inició cuando la hija mayor tenía sólo 9 años y su hermanito menor 4. Recién en 2017, la hija mayor reunió fuerza y coraje para denunciar este flagelo", expresa el comunicado de la Red de Infancia Robada.
"Durante sólo tres años estuvieron en prisión, y el juez de Instrucción Nº4, Leandro Maciel, les otorgó la libertad el 27 de octubre de 2020. Ante esta situación, una de las víctimas expresó con dolor que ‘la justicia libera a los violadores, los que matan salen a las calles, y a los inocentes tiene encerrados’. Queremos sumarnos a la defensa de la integridad de estos jóvenes que, con dificultad, iban reconstruyendo sus vidas", señalaron.
Esa sí que convocaron a una movilización para el jueves próximo a las 8 en plaza Cabral, en pedido de justicia y que la pareja ahora libre no cumpla con su promesa de residir en San Miguel, donde están viviendo las denunciantes.

Recorrida pacífica
La movilización partirá de calle Junín esquina San Lorenzo para transitar por la peatonal hasta calle La Rioja.
"Llegaremos hasta el Juzgado de Instrucción Nº4, el cual entiende en el caso", agregaron en el comunicado. "La marcha será pacifica, sólo queremos justicia y que ambos sean procesados", indicaron.

Los abusos
La muchacha denunciante está junto a sus hermanos, quienes también acusaron haber sufrido abusos por parte de su madre y su padrastro. "Fueron diez años de violación de todas las maneras y quedan libres. Nos damos cuenta de la clase de justicia que tenemos", dijo una de las denunciantes tras conocer que la pareja fue liberada.
Contó que no sólo abusaban de las menores, además las tenían con amenazas constantes.
La mamá prohibía que las niñas salgan, incluso no podían ver a sus familiares para que no cuenten las aberraciones que padecían.
"Ojo con contar, nos agarraban del cuello, nos amenazaban y nos decían que nos iban a matar", añadió la muchacha.
Conocida la movida en pedido de justicia, se realizaron panfletos con las imágenes de ambos sospechados de los abusos. "Queremos que se viralice tanto el caso como los rostros de los violadores".



(Jc)