97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

El Gobierno apunta a que el acuerdo con el FMI incluya una garantía para incorporar eventuales mejoras de plazos.

De esta forma, buscan acceder a posibles extensiones en los desembolsos y bajas en las tasas de repago.
 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, en su último encuentro en Washington. (Foto: Ministerio de Economía).

El Gobierno salió este fin de semana a reforzar la necesidad de cerrar en el corto plazo “el mejor acuerdo posible” con el Fondo Monetario Internacional (FMI), por la deuda de US$45.000 millones, y a la vez lograr que el organismo introduzca una garantía de que si las condiciones generales para todos los países mejoran, el país pueda verse beneficiado sin necesidad de volver a realizar todo un proceso de renegociación.

Así lo explicó este domingo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien enfatizó que no existen discusiones dentro del Gobierno sobre la manera de encarar la renegociación con el organismo que lidera Kristalina Georgieva, y en medio del debate en la comunidad internacional, reforzadas por la Argentina, en la necesidad de tomar medidas inéditas por la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

En ese marco, la Argentina -a través del ministro de Economía, Martín Guzmán, en distintos foros internacionales y de la propia vicepresidente Cristina Kirchner en un discurso del 24 de marzo último- enfatiza la necesidad de que el Fondo habilite mayores plazos de repago y mejore las tasas que cobra por otorgar sus créditos. En ese marco, el Gobierno apunta a que el máximo de 10 años, como recordaron desde el organismo, se duplique como algo excepcional por el contexto global.

No obstante, el propio Guzmán admitió este fin de semana que la ampliación de plazos es una discusión que llevará meses porque “requiere de una decisión geopolítica”, con lo que Argentina debería cerrar un acuerdo previo a un eventual cambio favorable.

En ese sentido, Massa expuso que “cualquier acuerdo que Argentina firme tiene que contener una clausula que habilite al país a encarar una renegociación automática de acceso a esas mejoras, una especie de cláusula pari passu (igualdad de condiciones)”, planteó el jefe de la Cámara baja en declaraciones a radio Del Plata.

El legislador se sumó así a los conceptos que había vertido Guzmán durante un reportaje que concedió el sábado a la cadena CNN en Español. Allí el ministro de Economía desestimó diferencias en el seno del Gobierno sobre los objetivos de negociación pero enfatizó que los tiempos para la toma de decisiones sobre cambios en plazos y tasas de los préstamos no serán rápidos.

“Si ahora se llega a un acuerdo, es importante que si después hay cambios en las líneas de crédito, Argentina pueda acceder a esas mejores condiciones”, enfatizó Guzmán, quien esta semana encarará nuevas reuniones con dirigentes de los países miembro del FMI y el Club de París, al que Argentina debe pagarle más de US$2400 millones el mes próximo.

El ministro dijo que “la deuda que se tomó entre 2018 y 2019 son de montos y plazos tales que el país no tiene capacidad de hacerle frente” y puntualizó que “los US$45.000 millones es el equivalente a todo lo que el Fondo desembolsó el año pasado para todos los países en el contexto de la pandemia”.

“Es tan grande el monto que, desde el punto de vista macroeconómico, de la capacidad de pago del país, se pone en tensión con los programas estándar del FMI”, planteó y se refirió a que esos planes respondían “al mundo del siglo XX, pero no al del XXI”.
A su turno, Massa consideró que si no se lograra un acuerdo que gatille mejores condiciones si el Fondo extiende los plazos de los acuerdos “sería un absurdo” y comentó que “debe haber una mejora en términos de las perspectivas de largo plazo” del nuevo entendimiento: “Argentina no tiene que volver a entrar en el sistema vicioso de reestructurar su deuda cada 5 o 10 años, se necesita aplanar la curva de vencimientos y garantizarla de manera sustentable con el programa del Gobierno, que incluye un crecimiento de las exportaciones”, completó el titular de Diputados.



(Jc)