97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Ladrones entraron a edificio y robaron en varios departamentos

CAPITAL
La banda ingresó dos veces en la siesta del Viernes Santo a una torre de calle Yrigoyen. Al parecer recorrieron distintos pisos hasta que forzaron las puertas de al menos cuatro domicilios. Sustrajeron joyas, dinero y otros bienes. Analizan cámaras de seguridad.  

Una banda de ladrones integrada por al menos tres hombres cometió un robo en serie en el interior de un edificio del barrio Camba Cuá, próximo a la costanera de la ciudad de Corrientes.
El golpe criminal sucedió durante la siesta del Viernes Santo cuando los autores del delito ingresaron dos veces: una para cometer la sustracción de joyas, dinero y otros bienes. Y después para buscar, llamativamente, un dispositivo de almacenamiento de imágenes de las cámaras de seguridad del sistema de videovigilancia. De acuerdo a información a la cual accedió diario época, la Policía recibió la alerta del ilícito a través de una empresa de monitoreo privada.
El llamado al sistema de emergencias 911 quedó registrado unos minutos antes de las 16:30 de anteayer. A partir de allí fueron despachados hacia calle Hipólito Yrigoyen al 200, entre Pago Largo y Chaco, dos patrulleros con efectivos de la comisaría Primera y del Grupo de Respuesta Inmediata Motorizada.
Tras llegar e iniciar la inspección, los efectivos constataron que había ocurrido no sólo un robo sino múltiples en departamentos de una torre de nueve pisos. Las autoridades constataron violencia en cuatro puertas de viviendas en las que no estaban sus habitantes, según datos de fuentes oficiales.
Con la utilización de alguna barreta o destornillador lograron vencer a las cerraduras. Una vez en el interior de cada departamento causaron evidente desorden a la búsqueda de dinero en efectivo, joyas y elementos de valor que no sean de tamaño grande. Los objetos sustraídos habrían cargado en mochilas. Después salieron de manera tranquila por la puerta de acceso principal.
Según la hipótesis de los investigadores, es posible que un cuarto sujeto haya estado oficiando de “campana” en las inmediaciones. Todo apunta a que utilizaron un vehículo automotor y que, además, contaban con algún tipo de datos acerca del movimiento en el edificio.
Para los detectives suena sugerente que hayan cometido el robo con tanta facilidad entre las 14:30 y las 16:30, transcurso en el que huyeron y luego dos de ellos regresaron. En la segunda ocasión fue para sustraer el DVR, un aparato de memoria para las grabaciones de cámaras de seguridad.
De todas maneras los encargados de la pesquisa cuentan con ciertas imágenes del accionar de los ladrones. En este sentido trascendió que usaron barbijos y gorros como una forma de tapar sus rostros.



(Jc)