97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Sigue el conflicto y ya son tres días sin colectivos en Corrientes.

Hubo una conciliación obligatoria de la Subsecretaría de Trabajo de Corrientes, pero el sindicato no acató. Reclaman los depósitos del 50% restante de sus salarios de diciembre. Ven una solución en la intervención prestamista de la Municipalidad.

Los diálogos para destrabar el conflicto salarial de los trabajadores de las empresas Ersa y San Lorenzo SA cesaron este viernes, por lo que mañana se concretará la cuarta jornada que empieza sin el servicio de transporte urbano en la ciudad de Corrientes.

El jueves los colectiveros cobraron sólo la mitad de sus salarios, y la promesa del sector empresarial fue que “en los próximos días” se concretarán los depósitos restantes.

Para ello adujeron un acuerdo a nivel nacional con la Unión Tranviarios del Automotor (UTA), el sindicato mayoritario en el transporte urbano correntino.

El día siguiente comenzó sin el primer servicio de colectivos, y desde entonces sólo circulan las líneas 101 y 110 de la empresa Turismo Miramar.

Durante esa jornada, los funcionarios municipales intervinieron en las negociaciones para destrabar la medida de fuerza y, por su parte, la Subsecretaría de Trabajo de la provincia dictó una conciliación obligatoria para que los choferes retomen sus puestos, a la vez que intimó a las empresas a realizar los depósitos.

La UTA rechazó esa conciliación obligatoria, con la protección de que la denuncia por la falta de pagos fue inscripta en el ámbito nacional, por lo que la cartera provincial de Trabajo no tendría competencia, según argumentaron a este matutino.

Préstamo
Desde el gremio confían en la intervención que lleva adelante la Municipalidad de Corrientes, y que a modo de préstamo podría saldar mañana el resto de los salarios adeudados de diciembre. Luego la Comuna cobraría los subsidios nacionales destinados a ese fin, y que también se esperan para los próximos días.

Esa es la salida al conflicto que esperan desde el sindicato y la consideran “pronta y la más factible”.

De acuerdo con Javier Harfuch, el director del Grupo Ersa, los fondos que la Nación destina para paliar la crisis estarán disponibles mañana “o el martes a más tardar”.

Sin actividad bancaria, ayer y hoy se traban las negociaciones para los depósitos de la mitad de los sueldos, por lo que mañana comenzará la cuarta jornada sin transporte urbano en la Capital correntina.

Tensión laboral
A diferencia de las anteriores convocatorias a una medida de fuerza de la UTA, esta vez recibieron el apoyo del sindicato minoritario, la Unión de Conductores de la República Argentina (Ucra), y de los choferes autoconvocados.

“El reclamo es colectivo”, insistieron desde la UTA ante las cartas documentos enviadas individualmente a los choferes para que vuelvan a sus trabajos.

El próximo paso podría ser el telegrama de despido, aunque la Subsecretaría de Trabajo de Corrientes facultó a las empresas sólo a realizar descuentos por los días no trabajados.

“Si siguen con esa actitud van a terminar en una situación de ilegalidad de la medida, por lo cual están exponiendo a todo el personal a acciones de descuento que no contribuyen a mejorar en nada la situación de crisis que estamos pasando”, advirtió Harfuch.

En ese sentido, desde la UTA denunciaron “prácticas desleales” desde la empresa, y un malestar con la Subsecretaría de Trabajo, y la compararon con “una boletería de Ersa”, por lo que adelantaron una posible manifestación para este martes en la puerta de la entidad provincial.



(Jc)