97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

El Gobierno cruzó al campo: “No nos van a mover un centímetro”.

El ministro Gabriel Katopodis se re­firió a la tensión que hay con el sec­tor. Las exportaciones de maíz que­daron suspendidas hasta marzo.

Luego de que el campo amenazara con medidas de fuerza a raíz de la sus­pensión de las exportacio­nes de maíz hasta marzo, la respuesta oficial no tar­dó en llegar. “Si la Mesa de Enlace hace un lockout, el Gobierno no se va a mover un centímetro”, aseguró el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en me­dio de la escala de tensión con el sector.
“No sé si la palabra es enfrentar. Son las tensio­nes de una sociedad, pero está claro que el Gobier­no no se va a mover ni un centímetro, no lo ha hecho. Va a marcar y va a pararse defendiendo el interés del conjunto de los argenti­nos”, enfatizó Katopodis en declaraciones a El Destape Radio.
Y agregó: “Que aquellos que pueden hacer el esfuer­zo lo hagan. No solo con el aporte extraordinario sino también cumpliendo su responsabilidad en las de­cisiones que están marca­das por el interés colectivo y no solo por el interés sec­torial”, agregó.
Katopodis recordó que al campo “le ha ido muy bien” y que por una vez debe pensar en el bien de los argentinos”. E insistió: “Tuvieron ganancias por encima de la media de los argentinos. El esfuerzo lo tienen que hacer aquellos que puedan hacerlo. Los empresarios pymes, los co­merciantes y los laburantes ya han hecho un gran es­fuerzo durante el año y no pueden más, necesitan que el Estado los acompañe y los apuntale”. Tras cono­cer la medida oficial, des­de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), se mos­traron dispuestos a aportar experiencias y conocimien­to técnico; y le solicitaron al Gobierno dar marcha atrás con la restricción del mercado de maíz. “Confia­mos en que la medida sea revisada y eventualmente suspendida, para dar lugar a la construcción de mejo­res estrategias junto a todos los actores de las cadenas productivas que permitan atender a las necesidades de corto plazo de nuestros compatriotas, sin afectar negativamente en el media­no y largo plazo a los siste­mas productivos”.
Además, señalaron que la medida oficial, “genera incertidumbre de cara a la próxima campaña agrícola, demorando los logros pro­ductivos que se consiguie­ron en los años que no hubo intervenciones en los mercados y el sueño de las 200 millones de toneladas de granos. A todos nos preocupa que en la mesa de los argen­tinos estén presentes los mínimos aconsejables por la ciencia en cuanto a proteínas, fibra alimentaria, carbohidratos y ácidos gra­sos esenciales. No obstante, ello se logra con mayor pro­ducción de alimentos y de sus materias primas nece­sarias, capaces de satisfacer la demanda interna al mejor precio”. Los productores de siembra directa sostienen que las medidas de inter­vención no provocaron be­neficios cuando se imple­mentaron a la sustentabili­dad del sistema productivo, especialmente en los años del kirchnerismo en el Go­bierno. “Los dos principales cultivos de primavera-vera­no que cada año compiten por superficie son el maíz y la soja, en muy menor me­dida el girasol”, explicaron los dirigentes y productores de la entidad. Al referirse al trabajo que viene realizan­do su ministerio, el funcio­nario dijo que el 2021 será el año de la recuperación en Argentina y que con la obra pública el gobierno creará nuevos empleos.
Además se refirió a las obras de Participación Pú­blico-Privada (PPP) que se pusieron en marcha duran­te el macrismo: “Las PPP fueron uno de los grandes fracasos del macrismo. Lo­gramos desarmar esa bom­ba de tiempo”. Katopodis anunció que licitarán obras “a la mitad de precio de lo que hubieran salido con el modelo PPP” y que está tra­bajando junto al ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, para garantizar los servicios básicos en los barrios que vayan construyendo.



(Jc)