97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Le negaron una ambulancia a una embarazada, tuvo que ir en moto y su bebé murió.

OTRA POLÉMICA EN FORMOSA.
En pleno trabajo de parto, a la mujer le dijeron que fuera al hospital "como pudiera".

Hospital rural Laguna Naineck, en la provincia de Formosa.

A una mujer embarazada, que entró en trabajo de parto y estaba a punto de dar a luz, le negaron una ambulancia, por lo que debió trasladarse en moto hacia un hospital. Al llegar, los médicos le confirmaron que su bebé había muerto. El hecho ocurrió la semana pasada en la localidad de Laguna Naineck, Provincia de Formosa.
 
Romina Ojeda comenzó a sentir fuertes contracciones, y su esposo, Silvio Paredes, llamó al hospital local para que puedan trasladarla al de Laguna Blanca.
 
"Me dijeron que no iban a venir. Hice cinco intentos, no me hicieron caso", relató Paredes. Según comentó un enfermero del mencionado nosocomio le dijo que lleve a su mujer "como pudiera". Por lo que Silvio tomó la decisión de llevar en su moto a Romina.
 


La travesía implicó trasladarse desde Villa Lucero a Laguna Naineck: cinco kilómetros en los que el asfalto está ausente en varios tramos. “No me preguntaron si el camino estaba feo, si tenía medios para llegar, me dijeron la tenés que traer acá a tu señora y después la derivamos a Laguna Blanca”, agregó el hombre.
 
Al llegar al hospital le revisaron la presión a la mujer y le aseguraron que todo estaba bien. “El bebé estaba vivo”, remarcó Silvio, pero le manifestaron que “sí o sí” su mujer tenía que ser derivada a Laguna Blanca porque “solamente hay un enfermero”.
 
Rápidamente la pareja partió hacia el hospital de Laguna Blanca, donde le confirmaron que la criatura no presentaba signos vitales. Le pusieron suero, pero la mujer denunció que el médico no hizo “nada” más". Tras comunicarle que su hijo había muerto, la derivaron nuevamente, esta vez al hospital de la ciudad de Formosa.
 
La pareja formoseña acusó de negligencia al personal médico de los hospitales de Naineck y Laguna Blanca por negar la ambulancia y no haber intervenido estando en trabajo de parto. Sin embargo, el director del nosocomio de Formosa capital La Madre y El Niño, Víctor Fernández, manifestó que el bebé “ya hacía más de 48 horas que no tenía latidos dentro de la panza de la mamá”.



(Jc)