97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Arribó a Corrientes el cuerpo de Enzo Aguirre y sus familiares piden justicia.

Despedida.
Las autoridades bonaerensesaún no logran dar con los dos principales acusados del crimen del correntino de 23 años, asesinado en un hotel del barrio porteño de Retiro. Un hecho que fue repudiado a nivel nacional por organizaciones Lgbt como un “crimen de odio”. 

Luego de una semana del crimen, arribó finalmente ayer el cuerpo de Enzo Aguirre para ser sepultado y despedido por sus familiares. Se trata del joven correntino de 23 años asesinado en la habitación de un hotel del barrio porteño de Retiro, en un impactante hecho que causó gran conmoción.
Una tía de la víctima, de nombre Ramona, dijo ayer: “Solo queremos que se haga justicia. Estamos muy mal por todo lo que pasó. Recién esta mañana -por ayer- llegó Enzo a Corrientes para ser sepultado”.
 

Por otra parte, reclamó ante FM Radio Dos que “desde acá queremos que nos ayuden todos los correntinos, porque Enzo era correntino, incluso pedimos ayuda al gobernador para lograr justicia”. Destacó que “Enzo era un chico muy especial, único más allá de su orientación sexual, y como todos merece justicia… hoy le pasó esto a mi sobrino, pero mañana le puede pasar a cualquier otro joven”, indicó, y señaló que “nosotros queremos que los animales que lo mataron estén presos para siempre y así evitar que todo esto le pueda suceder a alguien más”. Ramona comentó que “Enzo se crió en Corrientes, en el barrio San Antonio Oeste. Él se fue hace 5 años a trabajar a Buenos Aires, pero siempre iba y venía, nunca perdió sus raíces. En la gran ciudad trabajó como bailarín, hizo teatro, en un boliche, e incluso hizo danza con tela”.
En cuanto a la investigación del homicidio del joven, la tía comentó que “solo sabemos que se está investigando y que él murió por asfixia mecánica porque le taparon la boca con trapos. Los investigadores dicen que están trabajando…”. 
Finalmente enfatizó que “no debieron hacerle esto por el hecho de ser homosexual, hablan de crimen de odio, y sin embargo él era una persona muy buena. Queremos justicia, que paguen por el hecho, sabemos que no lo vamos a recuperar, pero es más que nada para que no le pase a otro, por eso nuestro pedido de justicia”.
Algunos amigos de Enzo denuncian que su asesinato fue un crimen de odio, aducen que los asesinos son personas que se hacen pasar por gays para poder robarles, y “habrían quedado filmados por las cámaras de seguridad”. El crimen ocurrió en la madrugada del viernes 13 de noviembre, en la habitación 214 del segundo piso del hotel Le Petit Suites, de calle Esmeralda 933 del barrio porteño de Retiro.
La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) desde un primer momento pidió que se investigue el caso como un crimen “por odio de género”. La causa es investigada por la Fiscal Criminal y Correccional N° 49, Paula Asaro, y están a cargo los detectives de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad.      



(Jc)