97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Un joven quiso entrar nadando para ver a su hija y murió ahogado

Mauro Ledesma tenía 23 años y estaba varado en Córdoba. Las autoridades no le habían permitido regresar a la provincia de Formosa y tomó la extrema decisión de recurrir a esta vía para cruzar, a través del Río Bermejo.

Un joven de 23 años murió ahogado cuando intentaba cruzar a nado el río Bermejo en un intento desesperado por ingresar a Formosa para visitar a su hija, indicó su familia.
Mauro Rubén Ledesma estaba varado en Córdoba y había solicitado en varias oportunidades la habilitación para acceder a la provincia, pero las autoridades provinciales le negaron el acceso.
La Policía de Chaco fue alertada este domingo por un cuerpo que había aparecido en la costa del río. La autopsia determinó que la causa de muerte fue por asfixia por sumersión.
Entre las pertenencias de Ledesma fue encontrada la documentación que permitió identificarlo. Sus familiares indicaron que el joven había intentado cruzar el río para, por fin, ingresar a Formosa y encontrarse con su hija.
Desde el 30 de agosto, Ledesma había realizado reiteradas gestiones por obtener el permiso para ingresar a El Colorado, donde residía.
A principios de años había viajado a Córdoba por trabajo, pero lo perdió y decidió volver a su hogar para estar junto a la niña de 2 años.
Las autoridades de Formosa nunca le permitieron pasar. Y entonces, desesperado, Ledesma tomó la peor decisión: el 7 de octubre decidió cruzar a nado el río Bermejo. Su cadáver apareció el domingo, flotando en la costa.
“Mauro fue la primera víctima del mal administrado cerco provincial y testigo de la soberbia desidia e irresponsabilidad de los integrantes del consejo integral de la emergencia Covid”, señala la denuncia que fue presentada ante el Defensor del Pueblo y la Subsecretaria de Derechos Humanos.
 

“Mi mamá se está muriendo y necesito despedirla”
El miércoles se conoció otra historia de la Argentina que puso a Formosa en el ojo de la tormenta. Las autoridades provinciales le negaron el ingreso en varias oportunidades Carmen Acosta, que vive en Chubut y solicitó acompañar a su mamá, víctima de un cáncer terminal.
“Por la desesperación decidí cruzar el país de punta a punta. Necesito verla por última vez, tener un minuto para decirle que todo va a estar bien y que descanse”, le dijo a TN desde la estación de servicio donde acampa.
Acosta partió en mayo desde Rawson con la intención de acompañar a la mujer de 81 años. “En ese mismo mes, completé un formulario desde la página del Gobierno de Formosa. No recibí ninguna respuesta. En agosto, volví a hacerlo. La tercera vez, mi hija pidió la solicitud de ingreso y nos dieron un número de trámite”, contó Acosta.



(Jc)