97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Volvieron a atacar una estancia y faenaron a una vaca preñada

*CORRIENTES.
Los delincuentes cortaron un alambrado, carnearon dos animales y dejaron sus restos esparcidos por el campo. El dueño de la finca denunció en reiteradas oportunidades los ataques y por eso creen que se trató de un “mensaje mafioso”. 

Lamentable. Delincuentes dejaron tirados los restos del ternero por nacer.

Un nuevo ataque por parte de una banda de cuatreros se registró ayer en Santo Tomé, cuando el propietario de un campo halló dos animales faenados -uno de ellos en estado avanzado de preñez-, cuyos restos se hallaban esparcidos por el terreno. Se trata de la estancia San Germán, propiedad de Oscar Almonacid, quien denunció en reiteradas oportunidades el robo de ganado y la faena clandestina en sus campos, por lo que consideran que se trató de un mensaje mafioso. Desde el año pasado a la fecha perdió más de 80 animales a mano de los cuatreros.
El hecho se habría registrado en la madrugada de ayer, pero fue descubierto por Almonacid por la mañana, cuando recorría la estancia. El hombre encontró distintas partes de dos vacunos, entre ellas, las cabezas, patas, restos de órganos y huesos, y lo que sería un ternero en gestación dentro de la placenta, ya que una de las vacas estaba preñada y cerca de parir.
Según indicó el portal Urgente Santo Tomé, personal del Priar se encontraba en la tarde de ayer registrando la zona, en búsqueda de algunas pistas que permitieran dar con los delincuentes.
 

Zona caliente
El paraje Cambay ubicado en la zona rural de Santo Tomé, a la vera del río Uruguay, es considerado una zona “roja” debido a que productores asentados en campos de esa región son constantemente víctimas de cuatrerismo, robo de ganado vacuno y hasta equinos. Muchos delincuentes “haciendo gala” de la impunidad reinante faenan los animales en los propios campos de los dueños, (como en este caso) dejando restos de vísceras y osamentas esparcidos por los potreros.



(Jc)