97.5 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

El municipio articula asistencias y soluciones para los damnificados.

El Intendente Pedro “Titito” Maidana recorrió zonas afectadas de la localidad junto a su gabinete y concejales, y confirmó que la llegada de distintas dependencias del Gobierno de Corrientes para profundizar el trabajo de recuperación de viviendas y zonas afectadas. Bomberos Voluntarios de Santa Rosa con la asistencia de cuarteles de distintos puntos de la provincia, continúan combatiendo el fuego.

Una jornada complicada vivió la localidad este jueves 1 de octubre, con el incendio de una empresa maderera y una forestación próximas al sector de Cuatro Bocas y Ruta Nacional 118.
 
Desde el primer momento, trabajó el cuerpo activo de Bomberos Voluntarios de Santa Rosa para socavar el incendio. En principio se logró controlar a la forestación cercana a los barrios Martino y Las Flores, generando un camino transversal al predio, más un cortafuegos hecho por bomberos.
 
Pero la intensidad de los vientos del sector norte a 50 km/h complicó más los focos ígneos registrados en distintos puntos comprometiendo algunas viviendas y empresas forestoindustriales.
 
Durante la jornada llegaron ayudas de cuarteles bomberiles de Concepción del Yaguareté Corá, Colonia Tatacuá y Saladas, y en las próximas horas se recibirá mucho más desde otros puntos provinciales como ser Goya, Esquina, la costa del Uruguay, etc.
 
El jefe comunal Maidana, confirmó que este viernes se realizará un relevamiento completo de las familias que sufrieron las consecuencias, como también de los distintos lugares afectados. Destacó la ayuda y asistencia fundamental del gobierno provincial en la persona del Doctor Gustavo Valdés y los distintos ministerios como ser Desarrollo Social, Industria, el Instituto de Viviendas, entre otras dependencias.
 
Remarcó que “será clave estar alerta en todo momento” y pidió “conciencia a la población, no quemando los residuos de su hogar, y mucho menos a las empresas e industrias de distintos rubros que se encuentran en el ejido urbano”.
 
Concluyó diciendo: “Ante todo, pido a Dios y nuestra madre Santa Rosa de Lima, que derrame bendiciones sobre nuestro cuerpo de bomberos y todas aquellas personas que están colaborando, que ponen más que nunca su corazón solidario, y que nos ilumine para afrontar esta problemática de la mejor manera posible y pronto sacar adelante a la comunidad. Muchas fuerzas, porque entre todos podemos”.



(Jc)