105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Argentina cae 20 posiciones en el ranking global de los países atractivos para captar inversiones.

La información la dio el Indice de Atracción Global (GAI) de The European House Ambrosetti. Según detalla, el país descendió este año 20 posiciones respecto de la medición de 2019. La situación del país no atrae inversionistas.

Inversiones en caída en Argentina.: Un parte del Ranking donde Argentina figura en el puesto número 92.

Según el Indice de Atracción Global (GAI, según sus siglas en inglés) que realiza todos los años The European House Ambrosetti Argentina figura entre los peores lugares del mundo para atraer inversiones y fue uno de los países que más posiciones descendió entre 2019 y 2020.
 
El país cayó del lugar 73 –de 144– que tenía el año pasado a la posición 92 en el ranking del 2020, con una posición crítica en materia de sustentabilidad, índice que expresa la capacidad futura de un país para permanecer competitivo.
 
El Índice de Atracción Global se destaca por su estabilidad. Solo 15 países (10,4% del total) tienen una variación de más de 10 lugares, entre los que se encuentran, además de la Argentina, Panamá, Trinidad y Tobago, Argelia, República Dominicana, Macedonia, Costa Rica, Cabo Verde, Ghana, Mauritania, Mozambique, Libia, Tanzania, Myanmar y Tayikistán. Todos estos países están clasificados por debajo del puesto 65.
 

El documento describe lo siguiente: “Esta evidencia estadística está ligada a la naturaleza intrínseca del concepto de atractivo, que no se puede cambiar a través de acciones puntuales y con medidas de corto plazo, sino que requiere una acción de gran alcance, planificación y estrategias. Además, la naturaleza relativa del Índice significa que para que un país mejore su ranking, no solo debe crecer, sino crecer más rápidamente que los demás. La combinación de estos elementos da saltos repentinos de un año a otro”.

Cuanto más atractiva sea una nación, mayor será el flujo de inversión extranjera directa entrante, remarca el informe. El GAI mide el atractivo de un país utilizando una variedad de indicadores. Específicamente, adopta un enfoque de análisis que es principalmente económico y analiza el atractivo desde una doble perspectiva: la interna, que es la capacidad de retener recursos ya presentes en el país; y el externo, que refiere a la capacidad de atraer nuevos recursos del exterior.
 
En materia de dinamismo, la Argentina tiene una posición crítica, mientras que en cuanto a la sustentabilidad, el país se ubica entre los que tienen un nivel bajo. El índice general está compuesto de tres índices más específicos: el de Posicionamiento, que proporciona una imagen detallada del atractivo de cada país; el de dinamismo, que describe las tendencias a mediano plazo del atractivo de un país; y el de sostenibilidad, que expresa la capacidad futura de un país para permanecer competitivo.
 
En relación al dinamismo, la Argentina tiene una posición crítica, mientras que en cuanto a la sustentabilidad, el país se ubica entre los que tienen un nivel bajo, de acuerdo con el informe. Este último es un intento de capturar elementos relacionados con la resiliencia de una economía, como la esperanza de vida al nacer o nivel de “tranquilidad”; aspectos de vulnerabilidad potencial, como la población en riesgo de pobreza y la relación deuda/PIB.
 

El mapa con el ranking de países y su atractivo para invertir.
El Índice también incluye variables que son principalmente económicas, como la tasa de inflación, así como también otras que reflejan la calidad de vida de la población, como por ejemplo, los años promedio de asistencia escolar. La presencia de un país en el rango de clasificación más alto no necesariamente significa que tendrá un alto índice de sostenibilidad. Un claro ejemplo de esto es China, séptimo en la clasificación general de GAI 2020, pero ubicada entre las más bajas (130) en términos de sustentabilidad.



(Jc)