105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Habría“lavado”plata narco refaccionando y alquilando su casa.

Se trata de un hombre detenido como sospechoso de vender droga bajo la modalidad de “delivery”. Se cree que, además, con el dinero mal habido obtuvo un automóvil y una moto. Hace unos días fue arrestado en un allanamiento a su vivienda.

Re­cien­te­men­te un hom­bre fue arres­ta­do por la Di­rec­ción de Dro­gas Pe­li­gro­sas y Cri­men Or­ga­ni­za­do, que lo sos­pe­cha de ven­der dro­gas en la ciu­dad de Co­rrien­tes.
En la vi­vien­da se se­cues­tra­ron al­gu­nas “bo­chi­tas” con co­ca­í­na jun­to a una mo­to y un au­to­mó­vil. Ayer se de­ta­lló, con res­pec­to al ope­ra­ti­vo, que al mu­cha­cho de­te­ni­do se lo sos­pe­cha de ven­der dro­ga ba­jo la mo­da­li­dad de “de­li­very”, lo que a su vez de­man­dó un tra­ba­jo es­pe­cial por par­te de los po­li­cí­as pa­ra pro­bar el de­li­to.

El pro­ce­di­mien­to fue re­a­li­za­do el vier­nes a las 15 en una ca­sa por Ex­ví­a, a la cual lle­ga­ron agen­tes de la Di­rec­ción de Dro­gas Pe­li­gro­sas y Cri­men Or­ga­ni­za­do y el gru­po de Po­li­cía de Al­to Ries­go (PAR).
Es­tos úl­ti­mos ase­gu­ra­ron el pe­rí­me­tro pa­ra pro­te­ger a los agen­tes an­ti­nar­có­ti­cos de cual­quier ata­que ex­ter­no y per­mi­tir­les re­qui­sar la ca­sa sin obs­tá­cu­los.
Ba­jo las for­ma­li­da­des del ca­so, se en­con­tra­ron en la pro­pie­dad “bo­chi­tas” que con­te­ní­an co­ca­í­na, sie­te en to­tal, que pe­sa­ron 17 gra­mos.
Asi­mis­mo fue­ron se­cues­tra­dos una mo­to­ci­cle­ta de al­ta ci­lin­dra­da mar­ca Hon­da CG Ti­tán y un au­to­mó­vil Volsk­wa­gen Gol. Con res­pec­to a es­te pun­to, se sos­tu­vo que ten­dría otro co­che que no fue en­con­tra­do den­tro de la ca­sa al mo­men­to del alla­na­mien­to.
Por úl­ti­mo, al con­jun­to de evi­den­cias se su­ma­ron sie­te te­lé­fo­nos ce­lu­la­res con­fis­ca­dos con la in­ten­ción de con­ti­nuar con la pes­qui­sa a tra­vés de es­cu­chas te­le­fó­ni­cas.
Al res­pec­to, las fuen­tes ofi­cia­les se­ña­la­ron que se cree que los ve­hí­cu­los fue­ron com­pra­dos con di­ne­ro ob­te­ni­do de la ven­ta de la dro­ga.

Apa­ren­te­men­te el mu­cha­cho ha­bría di­cho a los po­li­cí­as que tra­ba­ja ven­dien­do pla­nes pa­ra la com­pra de ve­hí­cu­los, sin em­bar­go no ten­dría for­ma de de­mos­trar que de­sa­rro­lla esa la­bor.
Una fuen­te ofi­cial sos­tu­vo que ade­más de los ve­hí­cu­los ha­bría te­ni­do gas­tos que no po­dría jus­ti­fi­car, co­mo la re­for­ma de su pro­pia ca­sa, con la in­ten­ción de al­qui­lar las dis­tin­tas ha­bi­ta­cio­nes del in­mue­ble.
La prin­ci­pal hi­pó­te­sis es que es­to se­ría par­te de una ma­nio­bra pa­ra “la­var” di­ne­ro.
So­bre la ven­ta de sus­tan­cias, in­di­ca­ron que el mu­cha­cho lle­va­ba la dro­ga a dis­tin­tos sec­to­res de la ciu­dad pe­ro que en ese mo­men­to no co­bra­ba el di­ne­ro si­no que te­nía acuer­dos con sus clien­tes pa­ra que le pa­guen dí­as des­pués de re­ci­bir la dro­ga.
Ne­go­cio ren­ta­ble
Las fuen­tes con­sul­ta­das por es­te me­dio in­di­ca­ron que de­bi­do a las me­di­das de ais­la­mien­to so­cial, el pre­sun­to nar­co pu­do en­ca­re­cer su pro­duc­to lo­gran­do au­men­tar sus ga­nan­cias du­ran­te es­tos me­ses de cua­ren­te­na.
A to­do es­to de­be re­cor­dar­se que la co­ca­í­na, den­tro del mer­ca­do de con­su­mi­do­res, es un es­tu­pe­fa­cien­te de ma­yor va­lor que otras sus­tan­cias co­mo la ma­ri­hua­na.
Así las co­sas, se es­pe­ra que pron­to pue­da de­cla­rar an­te el juez de la cau­sa, quien de­be­rá de­fi­nir su si­tua­ción ju­di­cial.



(Jc)