105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Hubo 3.000 denuncias al 911 y “barridos” en la costanera y en el parque Mitre

BALANCE DE FIN DE SEMANA.
A pesar de la aglomeración de personas en espacios públicos de la ciudad, hubo colaboración ante la advertencia de los agentes. A diferencia de las semanas anteriores, este fin de semana no tuvieron que desarticular partidos de fútbol.

La Policía de Corrientes hizo un “barrido” preventivo ayer en el parque Mitre y en ambas costaneras por la gran cantidad de gente que se encontraba paseando en esos lugares. Además durante el fin de semana hubo 3.000 llamadas al 911 para denunciar violaciones al distanciamiento social.
“Amablemente se les pidió que se retiraran porque no se estaba cumpliendo con la premisa de la distancia social”, explicó en diálogo con El Litoral el comisario César Fernández.
Por la cantidad de gente que se volcó a los espacios públicos, “a modo preventivo la Policía tomó el toro por las astas con los barridos, pero también las personas colaboraron y se retiraron del lugar”, aseguró Fernández.
Anteriormente, el comisario ya resaltó que muchos de los avisos durante la cuarentena son para advertir violaciones a la nueva normativa vigente para evitar el contagio por circulación comunitaria de coronavirus. “Hubo un antes y un después con la pandemia, porque los vecinos llaman al 911 denunciando sobre todo ruidos molestos y juntadas con amigos que se exceden con la música”, dijo Fernández, y en el balance de este fin de semana aseguró que “fue mucho más tranquilo”.
Una prueba de ello es el número de llamadas de emergencia. Este sábado y domingo hubo mil llamadas menos que el anterior fin de semana, pero de todos modos el total de llamadas al 911 llegó a los 3 mil.
Esta vez no hubo interrupciones de “campeonatos” de fútbol. En cambio, los fines de semanas anteriores al menos dos partidos eran interrumpidos por día, con la particularidad de que los agentes se llevaron los arcos para evitar que se vuelvan a armar los juegos.
Las lloviznas del viernes y el frío contribuyeron a la baja movilidad en la ciudad. “Pero continuó el problema social de los muchachos que se exceden con los festejos y el consumo de alcohol”, aseveró el comisario.



(Jc)