105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

La historia de Jorgito, el bebé prematuro de 580 gramos que superó el coronavirus

La mamá llegó al hospital con serias complicaciones y debieron realizarle una cesárea.
 

El pequeño se recupera en un hospital de Lima, Perú.:Jorge permaneció un mes en una incubadora en cuidados intensivos.

Un bebé prematuro, que nació con un peso de apenas 580 gramos, dio positivo en coronavirus y logró recuperarse. Ya se reencontró con su mamá, en Lima, Perú.
El 15 de junio Lissy, de 27 años y embarazada de 23 semanas, ingresó de urgencia al Hospital Edgardo Rebagliati. Presentaba una preeclampsia severa, que es una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta, y con síndrome HELLP, una afección menos frecuente, pero que pone en riesgo la vida al provocar la descomposición de los glóbulos rojos de la sangre. Además, la joven había dado positivo en el test de COVID-19.


Debido a la delicada situación, los médicos debieron practicarle una cesárea y nació Jorge, con un peso que no llegaba a los 600 gramos. Según informó el Seguro Social de Salud (EsSalud) del país, el bebé también se había contagiado coronavirus.
"Llegamos al hospital transferidos desde Cañete y como siempre digo, Dios nos mandó a un lugar donde recibimos ayuda, apoyo de ángeles humanos que lograron que mi bebé esté con vida", contó la madre.
Jorgito permaneció un mes en una incubadora de la unidad de cuidados intensivos de neonatología y, pese al panorama desolador, comenzó a ganar fuerza. Llegó a los 930 gramos y la última prueba confirmó que dio negativo en coronavirus.
En los últimos días, pudo reencontrarse con Lissy, quien también superó la enfermedad a los pocos días de dar a luz. "Los pronósticos no eran alentadores pero hoy por hoy llegamos al mes y estamos acá, dando una dura batalla junto con los doctores. Para mi bebé son su segunda familia, y para ellos es un hijo más", sostuvo.

Según los registros de servicio de salud peruano, Jorge es el bebé más chiquito en contraer la enfermedad. De acuerdo con los protocolos de bioseguridad del hospital, los padres reciben informes sobre la evolución del niño tres veces por semana y se realizan visitas presenciales, además del contacto por videollamadas.
Hasta el momento, Perú es el sexto país del mundo en cantidad de infectados, con más de 366.000 casos al menos 1750 muertes.



(Jc)