105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Ascienden a 2.807 los fallecidos y 153.520 los contagiados por coronavirus en el país.

En tanto, otras 105 personas murieron y se registraron 5.493 nuevos infectados con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina.

Otras 105 personas murieron y 5.493 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras funcionarios y expertos exhortaron a la población a cuidarse y advirtieron sobre la complejidad que implica el aumento de contagios.

"El que venda que pasó el coronavirus, miente. Para cuidarse, hay que guardarse y el Estado acompaña ese proceso con muchísimas medidas", dijo el gobernador bonaerense Axel Kicillof en declaraciones públicas.

Con las cifras oficiales conocidas esta noche, el número de fallecidos desde el inicio de la pandemia ascendió a 2.807, en tanto que el de infectados se elevó a 153.520 casos.

La cartera Salud indicó que son 955 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 55,5% en el país y del 64,3% en la Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

Hoy se registraron 3.790 casos en la Provincia de Buenos Aires y 1.157 en la Ciudad, en tanto que en Chaco se registraron 63; en Chubut, 6; Córdoba, 56; en Entre Ríos, 11; en Formosa, 2; en Jujuy, 155; en La Rioja, 10; en Mendoza, 56; en Misiones, 1; en Neuquén, 18; en Río Negro, 40; en Salta, 13; en San Juan, 1; en San Luis, 1; en Santa Cruz, 38; en Santa Fe, 32, Santiago del Estero, 2; en Tierra del Fuego, 37; y en Tucumán 4.

Hoy Kicillof, pidió a la sociedad que se cuide para evitar contagios porque "estamos en lo peor de la pandemia en el mundo".

"El que venda que pasó el coronavirus, miente. Para cuidarse, hay que guardarse y el Estado acompaña ese proceso con muchísimas medidas", dijo el mandatario en declaraciones públicas.

En tanto, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, advirtió que el país se encuentra en una etapa de "aumento contenido de los casos", y que el pico de la pandemia lo van a saber "cuando empiecen a bajar" los contagios.

La funcionaria dijo que en el contexto de un virus que todavía no tiene vacunas ni tratamiento efectivo, lo más importante es mantener las pautas sanitarias de cuidados para "tratar de minimizar lo más posible la transmisión".

En ese sentido, consideró que la expectativa es que "los nuevos casos aparezcan lo más distribuidos en el tiempo posible para que nuestro sistema de salud pueda atender a las personas que lo necesiten".

También dijo que se debe sostener el indicador más duro y más objetivo como lo es la tasa de mortalidad por millón de habitantes.

"Argentina sigue teniendo una de las tasas de mortalidad más baja de la región, y eso es en gran medida porque nuestro sistema de salud está dando respuestas con las prevenciones y atendiendo los casos", resaltó Vizzotti.

En relación al aumento de las cantidad de casos en el área metropolitana, el

presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), Omar Sued, aseguró que "refleja que no somos capaces de controlar la transmisión" del coronavirus y pidió "volver atrás" en el aislamiento.

"La cantidad de casos que vemos ahora refleja que no somos capaces de controlar la transmisión (del coronavirus) y que tenemos que preocuparnos porque no es un número de ayer, sino desde el 1 de julio, a pesar de haber hecho un esfuerzo muy grande para intentar bajarlo", dijo Sued, en referencia a la fecha en que comenzó un endurecimiento de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio que se extendió hasta el viernes 17.

Sued, integrante del comité de expertos que asesora al Gobierno nacional, se refirió al pico de 5.728 infectados con Covid-19 informados ayer por la cartera sanitaria y aseguró que se trata de "la foto de hace 10 días atrás, con una cuarentena más ajustada".

Sin embargo Tomás Orduna, otro de los infectólogos que asesora al Gobierno nacional, se mostró contrario a volver a aumentar en este momento las restricciones del aislamiento, pero consideró que la situación será "grave cuando una persona necesite un respirador" y no haya disponibilidad.

"Como estamos hoy no hace falta volver atrás. Cuando quede 10 o 15 por ciento de camas hay que tener cuidado", dijo el médico jefe del Hospital Muñiz.

En ese sentido, señaló la necesidad de tener un "colchón mínimo" de ese tipo de plazas de atención crítica ya que puede darse un brote "en un barrio popular o en un geriátrico" que no pueda resolverse con pocas camas.

Recordó que la mayoría de los pacientes que ingresan a las terapias intensivas por esta patología pueden estar con ese tipo de tratamiento durante un mes, lo que "bloquea" el uso de esa cama de manera "prolongada".

En el plano internacional, países como Brasil, India e Irán, entre otros, siguen enfrentando una curva ascendente de contagios, en tanto que aparecen rebrotes en algunas regiones de España.

También varios países de Asia ponen una cuota de incertidumbre sobre la búsqueda de un punto de equilibrio entre la atención de la pandemia y la reapertura de la actividad económica bajo el riesgo de tener que volver atrás con las medidas.

En paralelo, en Estados Unidos, el equipo dedicado a la pandemia del Gobierno informó hoy que la curva de contagios en los cuatro principales brotes de la actualidad en el país -California, Texas, Arizona y Florida- entraba en una meseta, como sucedió en abril en Nueva York, antes de que la situación se estabilizara.

"Ya estamos empezando a ver cierto amesetamiento en estos cuatro estados críticos que sufrieron en las últimas cuatro semanas", explicó Deborah Birx, la coordinadora de este equipo gubernamental, según el canal de noticias CNN.

Mientras tanto, Brasil sigue firme como el segundo país en el mundo con mayor cantidad de casos y muertes, y la situación parece no mejorar.

La ciudad de San Pablo, la más grande de Sudamérica, anunció hoy la cancelación de las celebraciones multitudinarias del Carnaval 2021.

Hasta hoy, Río de Janeiro, Salvador y Recife no definieron qué hacer para el Carnaval, que es la principal fiesta popular de Brasil y fuerte fuente de ingreso por los millones de turistas que se dan cita allí cada año.



(Jc)