105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

“Una chica travesti de zona sur, eso era yo”,La emotiva reflexión de Flor de la V.

Flor de la V compartió una emotiva reflexión con sus seguidores en Instagram, conmemorando los 10 años de la ley del matrimonio igualitario.
 

“Una chica travesti de zona sur, eso era yo”, la emotiva reflexión de Flor de la V

Si hay alguien que sabe de espacios y derechos ganados es Flor de la V quien compartió una emotiva reflexión con sus seguidores de Instagram.

La conductora y actriz publicó imágenes junto a su esposo Pablo y reflexionó sobre la ley del matrimonio igualitario promulgada hace 10 años.

“Siempre supe que los únicos sueños que no se cumplen son los que no se sueñan. Una chica travesti de zona sur, eso era yo”, comenzó escribiendo la artista.
Y continuó: “Mi futuro en el mejor de los casos era sobrevivir al odio y al rechazo de una sociedad conservadora e intolerante. Tenía todo en contra, pero jamás retrocedí en mis convicciones. Siempre creí en la libertad”.
“Y que una podía ser lo que quisiera en la vida solo debía trabajar mucho para lograrlo. Muchas veces me hundí con el Titanic, pensé que había tocado fondo y que no iba a salir nunca más… pero el amor es más fuerte”.
Las palabras de Flor de la V son parte de una nota publicada en Página 12 a diez años de la ley de matrimonio igualitario.

En su publicación, Florencia también habló de sus inicios: “Cuando empecé mi recorrido muchas veces me dijeron que por ser así no iba a conseguir nada en la vida. Pero fue todo lo contrario”.
Además habló sobre sus sueños de formar una familia: “Lo que soy fue el combustible para no perderme en el camino, para no renunciar y poder cumplir mis metas. Demostrándole a todo el mundo que podía tener una carrera y formar una familia. ¿Está mal? Sin duda lo segundo siempre fue mi mayor deseo, el que pedía cuando la almohada era mi confidente”.
También reveló cómo imaginaba su casamiento: “Miraba las telenovelas donde había bodas y dibujaba los vestidos mas hermosos, pero no podía imaginar cómo sería el mío”.
“Yo tenía todo armado en mi cabeza, pero no se lo contaba a nadie. Mis amigxs se hubieran reído de mí. ¿Casarte de blanco? ¿Legalmente? ¡No existe ni existirá jamás! Nosotrxs nunca heroínas, siempre prostitutas”.

Por último dijo que siempre supo que Pablo iba a ser su marido, aunque en un principio no se animaba a decírselo por miedo a que la dejara.
Sin embargo “todo se fue consolidando de una manera hermosa. Nos queríamos sin condiciones y no teníamos ninguna duda de que nuestro amor iba a ser más fuerte que cualquier prejuicio”, concluye.



(Jc)