105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Entrerriano fue detenido por visitar sin permiso Curuzú.

El operativo se desarrolló luego de un llamado anónimo. Intervino un fiscal. Investigan si escondió su vehículo en las afueras de la ciudad para ingresar caminando.

En un llamativo hecho ocurrido en Curuzú Cuatiá, detuvieron a una persona oriunda de Entre Ríos, acusada de ingresar ilegalmente a la ciudad, al parecer para trabajar. Afirman que en un primer momento su pedido fue rechazado por las autoridades, sin embargo, habría escondido su vehículo en las afueras de la ciudad e ingresó caminando por un acceso no permitido.
La policía correntina lo demoró. El Juez de Faltas, Germán Bracco, señaló que “a decir verdad da bronca que luego de más de 95 días de cuarentena haya gente que se crea viva, y más aún que existan personas en la ciudad que lo ayuden a concretar su acto irresponsable”, opinó el letrado.
El detenido es oriundo de la localidad entrerriana de Libertador San Martín. Según explicaron las autoridades habría querido ingresar a la ciudad para trabajar, alrededor de las 14, pero su pedido fue rechazado por las autoridades. Luego habría escondido su vehículo en las afueras de la ciudad e ingresó por otro acceso no permitido.
El juez contó que “el personal policial le sugirió que, si necesitaba realizar alguna cobranza o transacción, podía acercarse algún empleado de la distribuidora hasta el acceso para poder reunirse”, y añadió: “Luego de todo lo ocurrido un arrepentido nos llamó y nos dijo que esta persona había ingresado a Curuzú y visitado algunos lugares”.
“Nos dieron el dato preciso, porque nos dijeron que iba a estar en una distribuidora por calle Don Bosco, y cuando el personal policial llegó a ese lugar, esta persona estaba allí”, relató.
Según explicó Bracco, el entrerriano fue detenido en la Comisaría Primera. “Dos empleados de una distribuidora ubicada por calle Don Bosco también han sido puestos en cuarentena de manera preventiva”, remarcó.



(Jc)