105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Punto final: Policías quitaron los arcos de una canchita de fútbol para que no jueguen más.

La actividad no pasó desapercibida a raíz de la prohibición en etapa de cuarentena. Los partidos eran por dinero. Para impedir que volvieran a juntarse les quitaron los arcos.

Un en­cuen­tro de fút­bol que se dis­pu­ta­ba en el po­pu­lo­so ba­rrio Ara­za­tí de la ca­pi­tal pro­vin­cial fue des­ba­ra­ta­do ayer con una re­da­da po­li­cial en la cual un hom­bre, el pre­sun­to or­ga­ni­za­dor, re­sul­tó de­mo­ra­do. La ma­yo­ría de los ju­ga­do­res, en cam­bio, al­can­za­ron a es­ca­par co­rrien­do en di­fe­ren­tes di­rec­cio­nes.
Co­mo una for­ma de im­pe­dir que vol­vie­ran a reu­nir­se una vez que los pa­tru­lle­ros se ale­ja­ran de la zo­na, las au­to­ri­da­des se­cues­tra­ron am­bos ar­cos de la can­cha.
 
El pro­ce­di­mien­to su­ce­dió a la tar­de en ca­lle Sui­pa­cha, en­tre Ne­co­chea y Las He­ras, en el sec­tor de­no­mi­na­do po­pu­lar­men­te co­mo “El Em­pa­cha­do”.
De­nun­cias al sis­te­ma 911 da­ban cuen­ta del en­cuen­tro ma­si­vo de per­so­nas, ac­to no per­mi­ti­do en la vi­gen­te eta­pa de cua­ren­te­na y el cual que­bran­ta­ba to­da nor­ma de dis­tan­cia­mien­to so­cial co­mo de otras me­di­das pa­ra evi­tar even­tua­les con­ta­gios de co­ro­na­vi­rus.
Efec­ti­vos de los Gru­pos de Res­pues­ta In­me­dia­ta Mo­to­ri­za­da y Co­man­do de Pa­tru­lla, a car­go del co­mi­sa­rio ma­yor Mi­guel To­más Ra­mí­rez, hi­cie­ron un am­plio des­plie­gue.
En mo­to­ci­cle­tas y ca­mio­ne­tas los po­li­cí­as co­men­za­ron a ro­de­ar la can­cha. Sin em­bar­go, no pu­die­ron evi­tar que el “des­ban­de” fue­ra ma­si­vo des­de unos se­gun­dos an­tes ya que al­gu­nos hin­chas, ape­nas vie­ron apa­re­cer a los pa­tru­lle­ros, co­men­za­ron a gri­tar “¡cui­da­do que vie­ne la Po­li­cí­a!”.
Un hom­bre de 38 años se­ña­la­do co­mo el su­pues­to or­ga­ni­za­dor del “e­ven­to” no lo­gró evi­tar su de­mo­ra. En su po­der se­cues­tra­ron di­ne­ro que se­ría par­te de la apues­ta de­por­ti­va. En la re­da­da tam­bién de­co­mi­sa­ron una mo­to­ci­cle­ta.
En me­dio del ope­ra­ti­vo iden­ti­fi­ca­ron a un se­gun­do hom­bre que cuen­ta con un in­con­ve­nien­te le­gal. Se en­cuen­tra im­pu­ta­do en una do­ble cau­sa de “hur­to ca­li­fi­ca­do” y la Jus­ti­cia pe­día su lo­ca­li­za­ción.
El miér­co­les su­ce­dió una si­tua­ción si­mi­lar en el ba­rrio Vic­tor Co­las, con cin­co jó­ve­nes de­mo­ra­dos por ju­gar al fút­bol.



(Jc)