105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Jair Bolsonaro aseguró que no quiere depender “tanto” de la Argentina.

El presidente brasileño aseguró que su estrategia involucra generar una zona del país dedicada al cultivo de trigo para no estar atado a la producción del país.
 

air Bolsonaro aseguró que no quiere depender “tanto” de la Argentina.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro declaró que tiene intenciones de disminuir el vínculo económico con Argentina. El mandatario aseguró este lunes que entre sus planes se encuentra la posibilidad de usar gran parte de la nueva frontera agrícola al norte del país para cultivar trigo.
La declaración se realizó durante la inauguración del canal de cablo AgroMais, perteneciente a la firma Bandeirantes. “Podemos ampliar mucho más el agronegocio brasileño, usar la región del Matopiba para plantar trigo porque somos muy dependientes de Argentina“, argumentó Bolsonaro.
“Tenemos mucho para crecer, queremos hacer negocios con todo el mundo”, señaló el líder político durante su monólogo. Esta noticia se da luego de que la semana pasada, el gobierno brasileño dio la autorización de un cupo adicional de 45 mil toneladas de trigo importados por fuera del Mercosur sin el Arancel Externo Común. Esta aprobación se realizó en conjunto con la Cámara de Comercio Exterior.
 

Además, el Jefe de Estado recibió la recomendación de técnicos de la Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuaria ante la posibilidad de utilizar el Matopiba como un “lugar ideal” para la explotación de trigo. Esta es una zona ubicada al norte del país cuyas tierras pertenecen a los estados de Bahía, Maranhão, Piauí y Tocantins.

El comercio brasileño en la era de Jair Bolsonaro
Si bien la Argentina representa casi el 85% del mercado del trigo que Brasil adquiere, en mayo del año pasado se realizó un importante cambio. El presidente brasileño incluyó a Estados Unidos, Canadá y Rusia dentro de los proveedores fuera del Mercosur para ampliar sus negocios.



(Jc)