105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Tras denuncia por violencia de género contra Brizuela, Vélez aplicó protocolo: el comunicado.

"Desde el área de Violencia de Género se ha tomado contacto telefónico con la victima, acompañándola en este complejo momento. Además, se resolvió separar preventivamente al futbolista del primer equipo de fútbol", manifestó el club en el escrito.

Brizuela.

El Departamento de Violencia de Género de Vélez activó el protocolo de acción institucional tras conocerse la denuncia contra el defensor del club de Liniers, Miguel Brizuela, y señaló que ya "se ha tomado contacto telefónico con la víctima, acompañándola en este complejo momento".
  
A través de un comunicado que publicó en la página oficial de Vélez y en las diferentes cuentas de redes sociales de la entidad, indicó: "Ante los hechos de público conocimiento que involucran al jugador profesional Miguel Brizuela, el Club Atlético Vélez Sarsfield comunica que ha activado el protocolo de acción institucional".
  
"Desde el área de Violencia de Género se ha tomado contacto telefónico con la victima, acompañándola en este complejo momento. Además, se resolvió separar preventivamente al futbolista del primer equipo de fútbol", manifestó el club en el escrito.
  
Finalmente la entidad de Liniers manifestó: "La institución se pone a disposición de la UFIJ Nro. 23 descentralizada de Malvinas Argentinas, a los efectos que estime correspondiente".
  
El defensor Miguel Brizuela, de 23 años, fue denunciado el domingo por violencia de género contra su pareja, lo que provocó una restricción perimetral por 90 días por parte de la Justicia bonaerense.
 


Brizuela, que solo tiene dos partidos oficiales en Primera División pero en enero renovó su contrato hasta 2023, fue acusado en la localidad bonaerense de San Miguel porque, el sábado por la noche, "le dio un golpe de puño en el ojo izquierdo a su pareja que le produjo un hematoma, a raíz de una discusión" a Melina Neto.
  
Según fuentes con acceso a la causa, se detalló que luego del episodio "abandonó la casa" en la que conviven hace siete meses con la víctima, y que estaba "en estado de ebriedad".
  
En la causa, además, Neto detalló que sufrió maltrato "verbal y psicológico" por parte del futbolista del club de Liniers.
  
La madre de la víctima, en sus redes sociales, destacó que el jugador "agredió físicamente" a su hija en la madrugada del sábado pasado, y le provocó "una hematoma en el ojo izquierdo".



(Jc)