105.1 Mhz | Santa Rosa, Corrientes

Corrientes: Consumidores pagan cinco veces más por productos agropecuarios

Los consumidores pagan en comercios 5,11 veces más que lo que cobran los productores agropecuarios en sus campos: la brecha de precios de los principales productos del agro que se sirven en la mesa familiar subió 7,8 por ciento en diciembre, impulsado fundamentalmente por el precio final de la papa, la zanahoria y la mandarina.
 
 
 

A esta conclusión llegó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), a partir de datos del Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod), que elabora el sector de Economías Regionales en base al cotejo de precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y valores de origen de las principales zonas productoras.
 
 
La diferencia entre lo que cobró el productor y lo que pagaron los consumidores, en promedio, en diciembre fue de 5,11 veces; en noviembre, 7,74 veces; y en octubre, 5,4 veces.
 
 
Más allá de los productos con mayores aumentos que dejó diciembre, los de brechas más altas fueron: la naranja, que multiplicó su precio por 11,9 veces desde que salió del campo (levemente por debajo de las 12,4 veces de noviembre, pero manteniendo siempre brechas muy altas); la pera con una multiplicación de 11,4 veces; la zanahoria con 7,1 veces; la lechuga, 7 veces; la manzana, 6,6 veces, y el limón, con una diferencia de 6,2.
 
 
En tanto, los productos con menor brecha fueron: el pollo con 1,26 veces; la frutilla, con 2,17 veces; el huevo, con 2,32 veces; la berenjena, con 3,33 veces; y la papa, con una diferencia de 3,41.
En forma individual, la naranja y el pollo se ubican en los polos opuestos de la brecha, siendo la primera la que mayor aumento que tuvo, con respecto a lo que cobraron los productores, y el segundo, el que tuvo menor diferencia.
 
 
En la realidad de la Ciudad de Corrientes, desde la Defensoría de los Vecinos señalaron ayer que "hay una discriminación en lo que se cobra de permisos para transportes que ingresan a la ciudad con respecto a los que están radicados. Los que ingresen tendrán un incremento del 250 por ciento más la alícuota a supermercados, lo que deriva en que se traslade a las góndolas y allí aparecen los índices que llamamos inflación autóctona".
 
 
Agregaron que "con estas medidas se agitan los índices de inflación más allá del contexto nacional".